viernes, 17 de abril de 2009

La educación


Es indiscutible que cuando esta pequeña llegó a casa se convirtió en la reina de la casa en nada de tiempo...

Pero tener un cachorro en casa es una gran responsabilidad, ya que le tienes que cuidar, estar pendiente de él, hacer que todas sus necesidades estén cubiertas, pero lo mas importante y complicado es la educación. Recuerdo cuando bajé a Dina al veterinario por primera vez, en su pequeña cajita de zapatos, parece que todavía escucho las palabras del veterinario: "ya la podeís educar bien, que los cockers tienen un caracter dificil y como no se la eduque bien no será el primer cocker que tengo que sacrificar por falta de control de los dueños" Yo me quedé horrorizada, no sabía si creerle, ya que por otro lado yo no sabía nada de perros, creo que también lo hizo para meternos un sustillo en el cuerpo, la verdad que lo consiguió.

Y todos nos centramos en la educación de la pequeña!! Nos compramos un libro del tipo: "como educar a tu cachorro" Creo que nadie de mi familia lo leyó, yo empecé pero nunca acabé!!! Fue una educación dificil, no porque la cachorra no fuera lista, si no que era demasiado lista y nos vacilaba como quería, pero después de muchos "Quieta", "Tumba", "A mi lado", "Ahora", "Sienta", "Patita" "Haz la croqueta" (rueda) y sobretodo innumerables "NO!!!!!!" y "SUELTA!!!!!"; además de la inestimable ayuda de las galletas, pipas peladas, pan..... Conseguimos que Dina fuera una ciudadana modelo. Nunca llegué a pensar que algo tan pequeñito pudiera pasar de nosotros de esa forma! Recuerdo un día, cuando la empezamos a soltar en el parque para llamarla y que viniera, yo llevaba los bolsillos llenos de pan para premiarla, pues la empecé a llamar, me miraba y creo que pensaba: "Si hombre con lo bien que me lo estoy pasando yo!" Ese día me costó coger a esa bolita canela de 4 meses dos horas de reloj y la ayuda de 4 personas!!! Cuando la consigues coger te dan ganas de matarla, pero recuerdas que no es bueno reñirla, porque si no puede asociar tu llamada a riñas y la próxima vez no puede venir... Pero si nunca venía cuando la llamaba!!! También me acuerdo que durante los meses de aprendizaje, me convertí en una especie de encantador de perros... porque me hacían caso todos los perros del parque por mis bolsillos llenos de chuches, todos menos la mía!!!

Y lo peor de la fase de educación no es que no te haga caso (que es muy importante esa parte), sino los consejos que te da la gente, y te dice que a ellos apenas les costó esfuerzo educar a los suyos, ja!!!! Me hubiese encantado verlos correr por el parque detrás de su cachorro!! Pero una vez que ya te hace caso, que va a tu lado suelta; que la dejas sentada y quieta a la puerta de una tienda sin atar, y ella te espera pacientemente; para cruzar se sienta esperando a que la des permiso te crees una especie de superheroína por haber conseguido todo eso!!!

Cuando ves a nuevos propietarios corriendo detrás de sus cachorros, desesperados por cogerlos, tu les prestas tu ayuda con una sonrisa, y cuando te dicen: "Me encantaría que me obedeciera como la tuya" tu le dices: "Tranquila todo llega, aunque a mí apenas me costó esfuerzo que aprendiera todo porque siempre ha sido muy lista" Y te sale una sonrisita maliciosa, porque sabes que no es verdad, pero quien lo puede poner en duda con lo que te obedece!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario